CRÍTICA – El Valet: previsible pero entretenido remake

Sebastián Zaval Kahn
Sebastián Zaval Kahn

Crítico de cine

“El Valet” es más o menos lo que uno esperaría luego de ver el trailer de la película: una comedia divertida y ligera, que sin llegar a tener mayores ambiciones, logra entretener con una historia suficientemente bien narrada, pero bastante previsible. El que tenga algo que decir sobre la cultura de la fama en Hollywood y el trato que se le da a las minorías e inmigrantes no es más que la cereza sobre el pastel; no son temas muy importantes para la narrativa, y no están desarrollados de manera particularmente profunda, pero al menos están ahí. Por ende, no deberían esperar nada demasiado profundo de “El Valet”; y menos si es que llegaron a ver la película francesa (“Le doublure”) en la que está basada.

Eugenio Derbez interpreta al Valet del título, Antonio, un inmigrante mexicano que trabaja de Valet Parking en Los Ángeles, atendiendo a toda suerte de actores, músicos y artistas que deciden quedarse a dormir en el hotel de lujo que lo ha contratado. Un día, sin embargo, se ve involucrado en una situación embarazosa, siendo fotografiado en el mismo momento y lugar que una actriz famosa llamada Olivia (Samara Weaving), y su millonario amante, Vincent Royce (Max Greenfield, a quien seguro vieron en “New Girl”). Desesperado por que no descubran su amorío con la artista, Royce decide contratar a Antonio para que se haga pasar por el novio de Olivia frente a cámaras, y así pueda continuar con el engaño, sin que su suspicaz esposa, Kathryn (Betsy Brandt) se entere de la verdad.

Evidentemente, todo esto obliga a Olivia y Antonio a interactuar y a pasar tiempo el uno con la otra, lo cual resulta en situaciones suficientemente graciosas. Consideren, si no, la primera cita que tienen juntos en un restaurante de lujo, en donde Antonio es confundido constantemente por uno de los mozos. O el primer encuentro que tiene Olivia con la numerosa familia (y amigos) del Valet mexicano, todos emocionados de que el humilde inmigrante esté saliendo con alguien de tanta plata y fama. No es que “El Valet” sea la película más original del mundo, pero al menos logra desarrollar algunos momentos divertidos, aprovechándose del contraste entre Derbez y Weaving, quienes, sorprendentemente, comparten un nivel de química bastante decente.

De hecho, algo que también disfruté de “El Valet” es que no tratan de forzar el tipo de relación que seguramente esperarían de una película de este tipo entre Antonio y Olivia. De hecho, buena parte de la temática del filme está relacionada a los vínculos que pueden haber entre hombres y mujeres heterosexuales: románticos, familiares y de amistad. Es así que la relación entre nuestros dos protagonistas retratada de manera suficientemente verosímil, haciendo que vaya en contraposición a lo que el personaje de Vincent esperaba. Ayuda, además, que desarrollen a Olivia como una mujer muy insegura, que a pesar de tener tanta fama y dinero y éxito profesional, se siente extremadamente sola, rodeada principalmente de otras personas muy ocupadas para pasar tiempo con ella.

Sí, “El Valet” juega bastante con los estereotipos comunes en este tipo de comedias: el mexicano inocentón, la estrella de cine que lo tiene todo pero que carece de lo más importante, y hasta el playboy millonario e hipócrita. Pero al menos en lo que se refiere a los dos personales principales, trata de trascender dichos clichés, intentando presentarlos de manera un poco más creíble de lo inicialmente esperado. Por ejemplo, puede que el Antonio de Derbez sea algo inocente y bonachón, pero no es ningún idiota, y sabe que está siendo manipulado por medio mundo. Y la Olivia de Weaving no es desarrollada como una estereotípica actriz superficial, si no más bien como alguien que añora el verdadero contacto humano, pero que tiene problemas a la hora de elegir a sus parejas y amigos.

No es nada revolucionario, pero para efectos de esta historia en particular, funciona. Y ciertamente ayuda que la mayoría de actuaciones sean de buen nivel. Eugenio Derbez, por ejemplo, logra controlarse y evitar exagerar como lo ha hecho en varias otras comedias, más bien otorgándole algo de humildad y amabilidad muy realistas a Antonio, haciendo que sea fácil empatizar con él. Y Samara Weaving —de quien soy fan hace ya bastante tiempo— interpreta a Olivia como una mujer carismática pero ligeramente confundida; es fácil aceptarla como una gran actriz en la ficción de la película, porque actúa muy bien también en la vida real. Por otro lado, destacan Max Greenfield —como un millonario sin escrúpulos— y Amaury Nolasco —como Benny, el cuñado de Antonio— en roles menores, pero importantes.

“El Valet” no es la mejor comedia que jamás haya visto —de hecho, al ser un remake, tampoco se puede considerar como un filme particularmente original. No todos los gags funcionan, el desarrollo de la trama —y especialmente el desenlace— son increíblemente previsibles, y ciertamente pudo haber sido más corta (realmente extraño las comedias de 80 ó 90 minutos de duración). Pero a la vez, no puedo negar que me mantuvo entretenido de comienzo a final, haciendo que empatice con sus dos personajes principales, y con la manera en que fueron relacionándose a pesar de sus considerables diferencias. Si lo que quieren es ver algo ligero, bien actuado, y ocasionalmente gracioso, vale la pena que le den una oportunidad a “El Valet”. Por mi parte, ahora trataré de encontrar la película francesa original; después de todo, los remakes no suelen ser superiores a sus fuentes de inspiración.

“El Valet” estará disponible en StarPlus a partir del 20 de mayo de 2022.

Crítica de Sebastián Zavala Kahn

Comunicador audiovisual y crítico de cine. Bachiller en Comunicación Audiovisual por la PUCP; Maestría en Artes de MetFilm School en Londres; miembro de la APRECI —Asociación de Prensa Cinematográfica—, y la OFCS – Online Film Critics Society, y crítico oficial de Rottentomatoes.com. Integra el staff de las webs de Nintendo Pe, Cinencuentro y Ventana Indiscreta. Maneja el blog de cine Proyectando Ideas desde el 2012. Cofundador de NoEsEnSerie.com y FotografíaCalato.com, y coautor del libro Videogames You Will Never Play, del colectivo Unseen64.

Web: www.sebastianzavala.com
Twitter: @sebastianzavala