Crítica The Batman: Un caballero de la noche detectivesco y peligroso

Sebastían Zavala Kahn
Sebastían Zavala Kahn

Crítico de cine

Para algunos, puede que esta nueva película de “Batman” haya salido demasiado pronto. Después de todo, no ha pasado mucho tiempo desde que vimos a Ben Affleck interpretando al Caballero de la Noche en las películas de Zack Snyder; y seguramente muchos todavía tienen grabado en la mente al Batman de Christian Bale en las películas de Christopher Nolan. Pero hay una muy buena razón por la que ahora podemos ver a Robert Pattinson como Bruce Wayne y su alter ego en la pantalla grande: “Batman” iba a ser, originalmente, una película con Affleck, pero al final el afamando actor se está retirando del rol con una participación en la película de “Flash”, de Andy Muschietti.

Esto, evidentemente, hizo que DC se quedara con un agujero; un agujero que Pattinson y el director Matt Reeves han llenado con aplomo. Porque de “Batman” no es solamente un reboot (más) de esta popular franquicia. Se trata, pues, de una nueva interpretación de uno de los personajes más famosos de los cómics, un filme oscuro y verosímil, influenciado tanto por las versiones del personaje que ya hemos podido ver, como por películas de variados géneros, como “Seven” o “Zodiac”, de David Fincher. “Batman” es un policial; una película de investigaciones y de crímenes, influenciada por el cine negro y por los procedurals. Se siente distinta, y se diferencia muchísimo de las películas de cómics que suelen estrenarse en los cines mes a mes.

Una de las primeras buenas noticias en relación a “Batman”, es que no encuentra la necesidad de mostrarnos su historia de origen por enésima vez. No vemos a los Wayne siendo asesinados en un callejón oscuro, ni vemos a un joven Bruce cayéndose en una cueva o agujero lleno de murciélagos. De hecho, al comenzar la película, Batman (Pattinson) ya ha estado operando en Ciudad Gótica por dos años, trabajando de la mano de Jim Gordon (Jeffrey Wright) para acabar con todos los criminales que se le cruzan en el camino. Batman es una leyenda, prácticamente, pero también parece ser la razón por la que el crimen sigue en ascenso, en vez de estar bajando. Ciudad Gótica, por ende, es presentada como este lugar peligroso, sucio, lleno de asesinos y rateros y gente que haría lo que sea por dinero.

Sin embargo, un nuevo criminal ha llegado a la ciudad: el Acertijo (Paul Dano) ha asesinado al alcalde de Gótica, y está dejando toda suerte de pistas que deberían revelar las identidades de sus futuras víctimas, todas aparentemente relacionadas a una red de corrupción que ha terminado por podrir el sistema de justicia y leyes de la ciudad. Como se deben imaginar, Batman tiene que resolver el caso, pero contará con algo de ayuda; aparte de Gordon, trabajará junto a su fiel mayordomo, Alfred (Andy Serkis), y también a Selina Kyle (Zoe Kravitz), una experimentada ladrona. Y por supuesto, tendrá que enfrentarse a toda suerte de maleantes, desde el Pingüino (un irreconocible Colin Farrell), hasta el mafioso Carmine Falcone (John Turturro).

Si las películas de Tim Burton manejaban una estética exagerada y retorcida; las de Joel Schumacher se asemejaban a la colorida serie de TV sesentera, y las de Nolan se desarrollaban como una saga criminal, al más puro estilo de “Heat”, de Michael Mann, el “Batman” de Reeves se desenvuelve en un mundo sucio y permanentemente oscuro, muy similar al de los detectives clásicos del film noire. Consideren, si no, la narración en off que nos informa sobre lo que Bruce siente respecto a su trabajo en la ciudad, o la ambientación de Gótica: siempre de noche, casi siempre lluviosa, y repleta de maleantes, muchos de ellos habitando clubes nocturnos u oficinas sucias. “Batman” es una película oscura tanto literal como figurativamente, lidiando con temas relacionados a la corrupción, el crimen organizado, y la política sucia.

Felizmente, el filme nunca se torna innecesariamente denso o soso. De hecho, considerando que “Batman” dura tres horas (¡!), se mueve a buen ritmo, justificando su duración con una narrativa bastante compleja, centrada en las amenazas y las pistas del Acertijo, pero también en el rol de los personajes secundarios en la red de corrupción y sobornos que Bruce está tratando de develar. A diferencia de otras películas de cómics, “Batman” nunca se siente sobrecargada. Cada antagonista cumple su rol en la historia de manera satisfactoria, muchos de ellos probablemente siendo reservados para las inevitables secuelas. Y el arco de personaje de Batman es claro; lo que tenemos acá es un héroe que se da cuenta que tiene que ser algo más que un instrumento de miedo, convirtiéndose, poco a poco, en un símbolo de esperanza para los habitantes de Gótica.

Mucho se ha bromeado de que Pattinson interpreta al Bruce Wayne / Batman más emo hasta ahora… y hasta cierto punto, es cierto. Este Bruce es alguien que no está interesado en aparentar ni en continuar con el legado de su familia de manera tradicional. Está completamente enfocado en su trabajo como Batman, obsesionado con erradicar el crimen que él cree fue responsable de la muerte de sus padres. Por ende, Pattinson interpreta a Bruce más que nada a través de expresiones faciales, interactuando secamente con Alfred, ensimismado y meditabundo. En contraste, su Batman es intimidación pura: eficiente, de pocas palabras, y muy inteligente.

De hecho, se puede argumentar que “Batman” es la primera película en mostrarnos a un Caballero de la Noche que le hace honor al título de “Mejor Detective del Mundo”. Realmente da gusto verlo investigar junto a Gordon, resolviendo acertijos, siguiendo pistas, y en general, usando tanto su cerebro como sus músculos. Por otro lado, su relación con Gatúbela (Selina) funciona como una suerte de contraste de perspectivas, haciendo que cambie de parecer hacia el final de la película, tornándose, quizás, en alguien ligeramente menos cínico. Kravitz brilla como Selina, convirtiéndola en una mujer ingeniosa, ágil y suspicaz, que además cuenta con sus propios objetivos (los cuales llegan a alinearse con los de Batman).

Visualmente, “Batman” es una maravilla. La dirección de fotografía de Greg Frasier aprovecha muy bien las siluetas y las sombras para presentarnos a una Ciudad Gótica inundada en la oscuridad, siempre húmeda y sucia, con una puesta de sol en el horizonte. Disfruté mucho del uso de tonos cálidos (rojos, naranjas, amarillos) que contrastan a sobremanera con la oscuridad de las locaciones. Por otro lado, la banda sonora de Michael Giacchino es simplemente magnífica, quizás su trabajo más complejo y operático hasta el momento. El tema principal de Batman es memorable, y la manera en que usa Ave María en ciertos momentos simplemente me puso los pelos de punta (y además tiene cierto significado a nivel narrativo).

“Batman” es la mejor película del Caballero de la Noche desde… bueno, “El Caballero de la Noche”, de Christopher Nolan. Sí, la duración de tres horas es algo excesiva (creo que la hubieran podido remover unos veinte minutos al clímax sin mayores problemas), pero felizmente el filme nunca se torna tedioso ni pesado. Más bien, lo que hace es desarrollar una historia suficientemente misteriosa e intrigante, que se lleva a cabo en esta interpretación oscura, cínica y peligrosa de la Ciudad Gótica. Súmenle a eso las excelentes actuaciones de Pattinson, Kravitz, Dano, Wright, y el resto del elenco, y “Batman” se convierte rápidamente en una de las mejores películas de cómics de los últimos años. Considerando las pistas que han dejado, no puedo esperar a que Reeves y Pattinson comiencen a trabajar en la secuela; ¡hay mucho potencial en este nuevo universo de “Batman”!

Crítica de Sebastián Zavala Kahn

Comunicador audiovisual y crítico de cine. Bachiller en Comunicación Audiovisual por la PUCP; Maestría en Artes de MetFilm School en Londres; miembro de la APRECI —Asociación de Prensa Cinematográfica—, y la OFCS – Online Film Critics Society, y crítico oficial de Rottentomatoes.com. Integra el staff de las webs de MasGamers, Nintendo Pe, Cinencuentro y Ventana Indiscreta. Desde enero del 2012 publica videocríticas y comentarios de cine en el blog Proyectando Ideas. Cofundador de FotografíaCalato.com, y coautor del libro Videogames You Will Never Play, del colectivo Unseen64.

Web: www.sebastianzavala.com
Twitter: @sebastianzavala

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.